Relato II: “SEMÁFORO ROJO”. Autor: ALE-ALEJANDRO

al parecer era una cuestión del flujo eléctrico, una avería técnica, o yo qué sé, pero aquel semáforo estaba colorado sempiternamente. los conductores, que ya habían jurado en arameo ante aquella señal lumínica única en alguna ocasión anterior, evitaban a toda costa el tránsito por esa calle, eligiendo rutas alternativas. los viandantes, en cambio, se acercaban cada vez más al semáforo, las parejas cariñoseaban debajo, y sus besos se suspendían en el tiempo, se paralizaban, besos rojos de semáforo en rojo, lo mismo que una sonrisa, o la sensación de sentirse bien, todo inmaculado, atrapado en rojo, eterno. hasta que llegó la autoridad, vociferando: “vamos, venga, circulen! es que piensan que algo puede durar para siempre?” y de atronador silbatazo despertó a la gente de sus ensueños.

Anuncios

2 Respuestas a “Relato II: “SEMÁFORO ROJO”. Autor: ALE-ALEJANDRO

  1. La cruda realidad nos despierta de nuestros sueños. Pero menos mal que existen los semáforos en rojo, hasta que llega la vociferante autoridad.
    Gracias, Ale- Alejandro, por tus dos relatos tan ingeniosos y llenos de fuerza. ¡Suerte!!!

  2. Me agrada esa diferencia que marca entre los viandantes ( pausados, que se toman la vida de forma tranquila y disfrutona ) y los conductores ( que siempre tienen prisa). Me gustaría que en mi ciudad hubiese un semáforo así: me sentaría a leer o a charlar allí con l@s amig@s.

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s