La noche de San Lorenzo


Que mi película favorita lleve el nombre de mi noche preferida del año puede ser una coincidencia o no, según se mire. De todas formas, yo no creo en las casualidades sino en las causalidades.
Cuando era niña me tumbaba en la playa a contar estrellas fugaces en esa noche única en que se me permitía estar fuera de casa hasta el amanecer. Una tradición que he mantenido y pasado también a mis hijos, quienes la consideran mágica. Así que he vuelto a mirar al cielo y a dejarme llevar por la inevitable trayectoria de lo que iba viendo. He pedido deseos, unos nuevos y otros ya ancianos de tanto solicitarlos, pero no desisto porque sé que se hacen realidad, eso sí, cuando es su momento y muchas veces inesperadamente.
De la película de los Taviani recuerdo poco. La Toscana durante la Segunda Guerra Mundial. Escenas duras: un alegato contra la inutilidad, fiereza y dolor de la guerra. Imágenes bellísimas, como estrellas fugaces. Pero me impactó tanto que sé que me acompañará siempre, formando parte de mi particular imaginario.

Anuncios

8 Respuestas a “La noche de San Lorenzo

    • Yo también creo eso que dices, Vicky. Además, me parece algo tan sumamente bonito.
      Es infinitud, conexión con el universo, unión de los ejes presente/ pasado/ futuro.
      Besos, guapa.

      Pd: ufff ayer no ví nunguna estrella fugaz en el cielo. Dicen que seguirán surcando el firmamento hasta finales de mes. Espero que los deseos que pida se cumplan igualmente…

  1. La vida puede ser un bonito sueño o un mal sueño, según como nos la tomemos. Pocas veces he visto caer estrellas, pero cuando se ven, el universo se me hace mágico y me siento capaz de todo, que regalo a la vista, aunque cuando me despierto, no se…parece que me desinflo.
    Los deseos hay que pedirlos desde dentro y para dentro y todos se pueden hacer realidad, querer es poder.
    La peli no la he visto, pero me la apunto, la veré.
    Bsos.

  2. La vida es lo que nosotros queramos hacer de ella: sueño, pesadilla, o ambas cosas a la vez, alternadas. Somos, en última instancia, los que modelamos nuestra existencia.
    Si no has visto nunca caer estrellas fugaces, es un espectáculo bellísimo que te recomiendo. Escoge un espacio con poca contaminación lumínica, una montaña o una playa son ideales. Y disfruta, es gratis.
    Te recomiendo la película si no la has visto, merece la pena.
    Besitos

  3. También me encantó esa peli y la recuerdo poco, pero en general las de los Taviani tenían algo especial. Este año estoy en un sitio en que no hace muy buen tiempo y por primera vez en ucho tiempo no he podido salir a una terraza o tirarme en el campo a ver las estrellas fugaces. Espero que aún se vean el resto del mes…

  4. de ese film recuerdo un soberbio fotograma tan dramático como plástico: un fascista arrodillado y muerto, con el cuerpo acribillado por lanzas y el cuello caído hacia atrás

    las formas de la violencia son éticamente reprobables, pero a veces componen una estética deliciosa

  5. Justamente es esa escena la que aparece en el trailer que he seleccionado. Y la que yo también tengo grabada a fuego en la memoria: es preciosa e impactante a la vez.

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s