El curioso caso de Benjamin Button

Siempre que se muere alguien, hay un nacimiento. No sé si será casualidad (no creo en ellas) o no, pero lo he venido observando desde hace bastantes años, puesto que ocurre en mi núcleo cercano de familia y amigos. La semana pasada, durante los cuatro días de duración de un velorio en Irlanda (“a wake”), vinieron al mundo dos bebés preciosos, cada uno en un archipiélago: canario y británico. Una prueba clara, para mí, de que las almas se vuelven a reencarnar. Ésto me trajo a la memoria esta película, que vi hace algún tiempo y de la que recuerdo pinceladas.

Vivimos completando círculos, en una incesante espiral. Cuando envejecemos, nos volvemos niños de nuevo: indefensos, dependientes. Y cuanto más mayores somos, más nos arrugamos, como recién nacidos. Me gustó cómo el film refleja que al morir volvemos a nacer, que la muerte es un segundo nacimiento y que nos adentramos en el mundo que nos espera cual bebés. Todo en ella me recordó a Elizabeth Kübler Ross. Sé que los que murieron han nacido en otra parte y que están aquí aunque no los vea.

Anuncios

18 Respuestas a “El curioso caso de Benjamin Button

  1. Es excitante ver el agua evaporarse, condensarse en el cristal y caer como una gota más en ese inmenso océano. Es emocionante ver los gránulos de tierra volar, dispersos en el aire para luego cimentarse y ser el suelo. Es grandioso ver cómo de los cadáveres surgen las flores, como de la soledad surge la compañía, de la tristeza la felicidad y de la muerte, nada más que vida. Esto me hace recordar un libro de Brian Weiss, cuando llegó a su casa, después de hacer terapia regresiva, su hija corrió y le dijo: “te amo desde hace mil años”. Esa imagen no se me borra, es la escena que me quedó nítida en la mente.

    • ¡Qué bonitos ejemplos pones, tan poéticos a la par que cotidianos: es la ración diaria de belleza!!!
      Vida/ muerte/ vida, siempre es así.
      Seguro que esa hija, que tanto le ama, fue antes herman@, madre, hijo, amig@: una y mil veces. Weiss cuenta cosas realmente bellas y sorprendentes durante sus sesiones.

    • “La rueda de la vida”: veo que también conoces a la Kübler…
      Sí, en sucesión contínua: nacimiento, muerte, nacimiento,muerte. Hasta el infinito y más allá.
      Esa peli, y la de “El árbol de la vida” (donde casualmente también sale Brad Pitt) me dejaron absolutamente fascinada.

  2. Vi la peli con mucha gente. División de opiniones. A mí me gustó mucho. Por lo originial que es, porque me creí la historia (increíble, no la contéis). Por la estupenda interpretación.

    De lo otro que decís… perdonad. Hoy no tengo el día lo suficientemente trascendente. Y lo de la reencarnació me deja frío. Vale si me toca en George Clooney, pero ¿y si me asignan al ministro de educación, verbigracia? Que no.

    • No lo tengo claro, Atticus: ¿qué es increíble? ¿que te creyeras una historia increíble?. Pues yo también, a mí me encantó y me emocionó mucho.
      Sí, reconozco que últimamente ando algo trascendente. Me estoy dando miles de explicaciones de cómo me gustaría que fuese todo cuando me muera. Absolutamente acientíficas, es cierto, pero a mí me valen.
      En lo que respecta a la reencarnación, yo creo que siempre es para mejor, porque vamos evolucionando (salvo excepciones, claro). Yo me pido Tina Turner, con una vida más relajada, eso sí.
      Pd: al ministro de educación ni lo menciones, que está la cosa calentita a pesar del gélido tiempo en que nos encontramos. De todas formas, tranquilo, que éso no ocurrirá, estoy segura.

      • Me he explicado fatal. Quiero decir que lo que hace a una película estupenda es que seas capaz de creer lo que es increíble fuera de ella. Algunas pelis nos las tragamos de una pieza, y es imposible explicarlas a quien no las ha visto. Hacen verosímil lo imposible. Disculpas por lo mal que lo he explicado antes.

        ¿Un tal Güert? La bicha.

      • No estaba mal explicado, ahora que lo leo con la luz del día. Es que por la noche ando floja de entendederas…jejeje
        ¿Güert, la bicha, qué, cómorrrrrrrrrrr?

  3. Si Brad Pit me lo pidiese me reencarnaría hasta en un colchón, siempre y cuando él lo comprase después y no estuviese con su brangelina.
    La peli me encantó, quizás también por su originalidad, que no es tanto en realidad, porque los mayores van haciendo lo que hacían de peques, es triste y cruel pero es lo que hay, un bebé es tan lindo…así que no me caliento la sesera más que con la chimenea.

  4. ¿Hablas, entonces, de una reencarnación interesada, según y quién te la pida…jajaja?
    Eso de calentarse la sesera con la chimenea debe venir ahora, con el frío que hace, de perlas, ¿no?
    Sí, estas navidades vi a mis padres realmente mayores, un par de abuelos peleándose como niños, olvidándolo todo e importándole todo muy poco. La vejez es dura también, sí, aunque no más que la alternativa: morir joven.

  5. ¡¡¡¡ Madre mía de la diosa !!!!: velorios de cuatro días, sabes que están aquí pero no los vees, reencarnaciones…¿me he perdido algo últimamente?

    • Jejeje…¡qué mala eres!
      No, no te has perdido nada últimamente.
      Sólo estoy diciendo lo que creo que hay después de la muerte, desde mi punto de vista, claro está: hay vida más alla de la vida. O al menos a esa creencia me acojo (porque, realmente, la muerte me acojona).
      No los veo pero los siento.Llámalo como quieras: universo, coincidencia, o lo que sea
      Sé que visto desde fuera parece un batiburrillo, pero no lo puedo evitar.
      Ah, en la tradición celta, se cree que el alma no abandona el cuerpo hasta el tercer día. Y por ese motivo no se les entierra antes. Y el velatorio es una celebración de la vida de esa persona: se come, se bebe, se ríe…¡en honor del finado!!!!.

      • No, mira, no. Como leí no sé dónde, la cuestión no es si hay vida después de la muerte, sino si la hay antes. Así que vamos a ello.

        Y lo de los celtas… pues será muy mágico y todo lo que tú quieras, pero como palmes en verano, el pestazo deben sentirlo hasta los maoríes.

        El alma… Creo que me he equivocado de blog. ¿No era éste el de materialistas sin fronteras?

      • La vida antes de la muerte está ahí, siendo vivida al máximo: que sí, que estoy de acuerdo. Pero como no quiero que se acabe, pues me gustaría que hubiese más vida después, también. Si fuera posible, es un deseo nimio, ya ves.
        Allí, en donde los celtass, no hay problema por el frío, pero aquí (especialmente en agosto) habría que embalsamar, aunque sea a las finas hierbas para evitar eso que dices de que lo huelan los maoríes.
        Hombre, a mí me gustaría que éste fuera el blog “Inmortales sin fronteras”, pero no sé, me parece que va a ser que no.

  6. ::: Déjame regalarte unos versos de Borges, del libro “Los conjurados” :

    “Esta noche puedo llorar como un hombre, puedo sentir que por mis mejillas las lágrimas resbalan, porque sé que en la tierra no hay una sola cosa que sea mortal y que no proyecte su sombra. Esta noche me has dicho sin palabras, Abramowicz, que debemos entrar en la muerte como quien entra en una fiesta”.

    Me emocionan…,aunque, como en tanto otro, no crea en ellos :::

    • Gracias, son unos versos preciosos, como todo Borges.
      Ésto, una pregunta : ¿se podría retrasar la fiesta al máximo?. Tengo muchas cosas que hacer en los próximos 50 años, como mínimo.

  7. La peli la he visto y me gustó ese nuevo enfoque vital.
    Pienso que La vida es una, aunque multiforme y cambiante. Creo que lo importante es la conciencia que hay detrás. Esa “multiforma vital”, es la evolución material del vehículo que permite que la conciencia actúe y experimente (la experiencia de la “libertad”). Para el que piense lo contrario, que la evolución de la forma posibilita la conciencia, entonces así es para él/ella.
    La Muerte, como todo cambio, puede dar “yuyu”… pero como los pájaros que saltan del nido, nosotros estamos obligados a saltar a los brazos de la muerte. (estoy contigo “coeliquore”, cuanto más tarde ese salto quizás sea mejor)

    • Muy bonita la forma de expresar esa partida de este mundo en tu último párrafo. Y sí, porfa, cuanto más tarde mejor.
      En el anterior, me he hecho un lío: serán las horas. Mañana lo vuelvo a leer…zzzzz

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s