Blogueando

                                                                           

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Empecé el blog a modo de diario en el que poner por escrito lo que sentía al intentar encajar mi nueva realidad. Necesitaba algo más contundente que el papel: probé a verlo reflejado en la pantalla del ordenador. Funcionó. Lo comencé en inglés. Hasta que, poco a poco, a medida que iba interiorizándolo todo, me pasé al castellano.

     Lo demás vino rodado.  Enlacé otros blogs, comentando en ellos también ( una auténtica pasión, descubrimiento tardío, ésto de ser comentarista). Disponía de tiempo y siempre me había gustado escribir.  Las largas horas de soledad pasaban rápido si preparaba posts, buscaba imágenes, inventaba historias.

     Al volver a una normalidad entrecomillada, me ha sorprendido comprobar que el blog es parte de mi identidad y me da sentido de conexión. Tengo una familia virtual de amigos por los que me siento abrazada. Ahora ando ausente, perdida, sin concentración y con la poca creatividad que tenía de vacaciones, pero no lo voy a dejar. Aunque sean entradas cortas ( o más cortas de las que ya escribo). Entre todos me habéis convencido. Además, porque para mí es un asidero perfecto contra la tristeza.

 Gracias  por leerme, por comentar. Y besos.

  

  

Anuncios

23 Respuestas a “Blogueando

  1. me alegra que tengas el convencimiento de seguir, aunque no estés radiante de inspiración. todos pasamos por bajones creativos, no somos máquinas posteadoras perfectas. además, yo también creo que lo importante es seguir conectado, en familia, y disfrutarnos los unos a los otros. avanti, fuera tristezas!

    • Gracias, Raúl, eres un encanto. Me alegra que estés ahí. Yo creo que en esta familia virtual, que cada vez se hace más grande, vamos creando lazos afectivos y que eso es gratificante.
      Sí, el blog como refugio cálido, como otro hogar.
      Lo de que no somos máquinas posteadoras, a ver si me lo meto en la cabeza…jajaja.
      Un abrazo.
      Pd: aunque no nominé tu blog porque sólo podía elegir a cinco, es uno de mis favoritos, entro a diario, es variado y sugerente. Ya lo sabes.

  2. hay días en que el sofá es nuestro único universo y días en que salimos a la calle dispuestos a “comernos” el mundo

    días relajados y días en los que no hay tiempo para nada

    días de llanto y días de risas

    si en todos ellos el blog pasa unos segundos por tu cabeza aunque ni siquiera lo abras…por algo será

    besos

    • Antes eran así como dices los días. Ahora, y no sé bien por qué, una tristeza que arrasa como un tsunami viene de repente y se instala: ésto me da miedo.
      Voy a sacarla a pasear, a ver si así se va antes, o deja espacio para todo lo demás.
      Bss

  3. ¡Me alegra muchísimo que sigas hacia delante con el blog! Gracias a ti por tu dedicación y constancia. Comparto plenamente ese sentimiento de familia virtual. ¡Es mágico! y… ejem…ejem… de tristeza… NOTHING DE NOTHING, RIEN DE RIEN, NADA DE NADA!!!!!! QUÉ NO ME ENTERE YO!! Eh? BesOOOs!!

    • A ver, tarjeta amarilla a una y colleja a la otra. La tarjeta a Coe, por amenazar. Verás, momentos de silencio y recogimiento son necesarios; no siempre estamos para escribir o para hacer público lo que escribimos. De modo que pausas las que quieras, pero de tirar la toalla nada, ni en el blog ni en la vida. Y la colleja (con cariño)a CBB: niña, que estamos esperándote, que eso mismo que he dicho antes, que los días están huérfanos de tus palabras. Pon fin al recreo, please.

      • Acepto la tarjeta. ¿Cuántas amarillas puedo tener antes de la roja?…jejeje
        Y , aprovechando que tú le das colleja a Clotho, yo le doy otra cariñosa de esas que dices, por lo mismo: porque la echamos de menos, porque se hacen más largos y tristes los días sin sus versos.

    • Fíjate, Clotho: opuestas totalmente…(aunque espero que no…)
      Magia, sí: ¿no tienes la sensación de que conoces a los otros, de que sientes lo que ellos sienten, de vestir su piel?. Es algo bonito e inesperado: nunca supuse que ésto podría ocurrir.
      Rien de rien…sí. Pasará, porque no tiene permiso para quedarse. Que vaya y venga, pero que no se instale permanentemente.
      Bss

  4. ¡¡Qué alegría oir eso!! dí que, sí, hay que seguir con lo que nos hace felices 🙂 y sabes no hay que retroceder nunca, ni siquiera para coger impulso :). Besos!

    • Sí, lo que nos hace felices nos ayuda a vivir cuando la vida es una empinada cuesta con nubarrón de tormenta empapándonos hasta bien dentro. Y también cuando es una cuesta hacia abajo y con sol brillante. Siempre, siempre: ahora, a aplicármelo…
      Pd: muy guapa con este nuevo look, Silvia. Te favorece: labios sensuales, tres ojos, tronco de árbol y alas: definitivamente, me gusta más que el otro 🙂

  5. No te equivocas, estamos ahí: latentes. Escuchamos tus penas y tristezas, tus historias… Conocemos tus gustos y descubrimos a una persona que se llena de azúcar los dedos para escribir. Si estás triste, te envío un abrazo… Si estás feliz, pues brindemos. Creo que todos andamos algo cansados (anoché me acosté a las 3am) pero por razones ajenas a nuestro raciocinio, una llamarada de cariño constela nuestra piel cuando leemos a los demás.

    Un beso 😉

    • Acabo de ver tu post “Clases de castellano”: ¡es bellísimo!!!!!!!!!!!!!!!. Precisamente mañana me voy a la “Ciudad del Cielo” (Medinaceli) a ver constelaciones: creo que el cinturón de Orión está en plenitud y allí, dicen, se ve de maravilla porque no hay contaminación lumínica. ¡Qué causalidad!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      Otro beso para tí

      • Bueno, el viaje a Medinaceli queda aplazado. Otra vez será… Me tranquiliza pensar que, al estar los cielos encapotados, tampoco lo hubiese visto bien.
        Pensaba ir a Amsterdam este verano y tampoco salió,en el último momento. El universo parece que tiene otros planes…

  6. Música para la tristeza: hay que ayudarla a salir para que limpie. Es como la lluvia: la tristeza renueva.
    Besos para la princesa ( de Rubén Darío)

    • ¡Anda, qué “causalidad”!!!!!!. Hace un par de días vi justamente la peli de la cual esta canción forma parte de la banda sonora: “El jardinero fiel”. Preciosa.
      Éste es el grito de la entristecida África, a donde acuden todas las aves de rapiña del mundo…

  7. Yo también me he estrenado tarde en hacer comentarios en algunos blogs. Para ser más exacta he de reconocer que me estrené en el tuyo. Me encanta leerte. Continua compartiendo este espacio virtual con nosotros.

    • Bienvenida, entonces, al club de l@s comentaristas tardíos. Ya decía el refrán aquello de más vale tarde…
      Gracias. Sí, espero seguir por aquí, dando la tabarra.
      Bss

  8. Supongo que todo lo que se hace desde el corazón hacia fuera acaba por hacerse tan intrínseco para ti como para los demás; la naturalidad narrativa de tu blog hace que los blogueros apocados como yo, nos sintamos cómodos comentando, al menos for me, que lo mío es pasar recetillas para engordar, y alguna que otra para adelgazar.
    Tu blog es distinto al de la mayoría, es fresco, creativo y con unas fotos que a veces nos regalas..tan a cuenta gotas…(SY), mmmm.
    Sigue, sigue Coeli, ¡Per molts anys!!! Y de perdía ná de ná.

  9. Gracias, Svenska, por esos piropos hacia el blog.
    Es que en un blog de recetas, como el tuyo, es más difícil comentar (aunque yo lo hago igualmente). Da menos margen. Es un blog para poner en práctica…
    Un poco perdidita sí que voy, sí. Pero éso también pasará, como todo.
    B7

  10. Lo mejor de perderse: encontrarse.
    No se te pase por la imaginación el dejar el blog! ¿Quién nos tendría al día en música,pelis,blogs,relatos y noticias al montón?
    Besos.

    • Y mientras nos encontramos, seguir buscándonos…
      Últimamente tampoco estoy yo al día de nada. Hace siglos que no voy al cine, que no escribo un relato, que no cuelgo un post.
      Intentaré remediarlo, ya que veo que sigues siendo una lectora de esta bitácora.
      Bss
      Pd: ¡qué madrugadora!!!! ¿Qué haces despierta un domingo a las nueve de la mañana?
      ¿O acaso no te acostaste?)

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s