Viernes: no a los recortes (V)

  VENTAJAS

“A finales de 1997, Leonardo Moledo publicó un artículo en defensa de los sueldos bajos en la enseñanza argentina. Este profesor universitario reveló que las magras retribuciones aumentan la cultura general, favorecen la diversidad y evitan las deformaciones de la fría especialización. Gracias a los sueldos de morondanga, un catedrático que por la mañana enseña cirugía del cerebro, puede enriquecer su cultura, y la cultura de los demás, haciendo fotocopias por la tarde y exhibiendo sus habilidades, por la noche, como trapecista de circo. Un especialista en literatura germánica tiene la estupenda oportunidad de atender también un horno de pizza y luego puede desempeñar la función de acomodador en el Teatro Colón. El titular de Derecho Penal puede darse el lujo de manejar un camión de reparto, de lunes a viernes, y puede dedicarse a cuidar una plaza los fines de semana; y el adjunto de biología molecular está en óptimas condiciones para aprovechar su formación haciendo changas de plomería y pintura de automóviles.”

Eduardo Galeano, “Patas arriba. La escuela del mundo al revés”

Anuncios

14 Respuestas a “Viernes: no a los recortes (V)

  1. genial. si lo de recortar sueldos a saco es por hacernos un favor, claro que sí, para que con el pluriempleo necesario para llegar a fin de mes (si tal concepto, “pluriempleo”, puede existir en los tiempos que corren) enriquezcamos nuestro currículum vital!

    • Lo que pasa es que aquí, aunque queramos, creo que no podremos diversificarnos, ya que no hay trabajo alguno al que dedicarse.
      Pero que la intención sea lo que cuente: habrá que darles las gracias por el favor que nos hacen ampliándonos el currículum.
      Mientras tanto Dívar y el responsable del Síndic de Greugues catalán, a viajar!!!

  2. Yo no es que sea un lince en matemáticas, pero si hay más de 5 millones de parados y lo que se propone es que trabajemos más, me parece que esto se llama reducción al absurdo, que podría rebautizarse como el método Kafka. Con un poco de esto, y Valle-Inclán al frente del ministerio de Economía (o sea, el único), todo arregladito.

    Y cuando no se sepa qué hacer, a la Biblia, que además de ser una lectura edificante, nos cuenta el milagro de los panes y los peces, que es por donde parece que debemos ir. Mano de santo, oye.

    • Se prentende que los que tengan trabajo sean esclavos y los que no, que se mueran de hambre. O no, porque para eso están los milagros, como bien dices. Y no sólo el de los panes y los peces, también el de la resurrección de Lázaro y…no me acuerdo cuantos más. Me voy a repasarme la Biblia, para estar al día.

  3. y no sólo los profesores, también los niños pueden trabajar después del colegio para echar una mano en casa, no? de hecho para qué tanto cenicero absurdo en trabajos manuales si se pueden coser zapatillas para alguna marca famosa y sacar así unos eurillos para que el centro compre una fotocopiadora nueva, por ejemplo? falta visión empresarial, pero ya llegará, ya…

  4. ¡Cuánta razón tienes: todo es falta de visión empresarial!!!!!!!!!.
    Tenemos que agradecer al gobierno que nos abra los ojos de esta manera, que no veíamos nada y nos estábamos ofuscando, entre el paro y los recortes.
    ¡Gracias, Dios, estamos viendo la luz!!!!!!!!

  5. ¿Cómo pude abandonar la Soldadura por el intelecto y la Mecánica de Mantenimiento de Instalaciones Oleo-Pneumáticas por la escritura?

    Ahora entiendo por qué soy tan burro, lerdo y cortico en tantas cosas…

    • Ya lo dice el refrán, CrisC: “nunca es tarde si la dicha es buena”. Regresa a tus mecánicas y soldaduras, que aún estás a tiempo, y déjate de intelectos y escrituras, que no sirven pa naaaa. Y menos con la que está cayendo…

  6. Todo ésto me da un yuyu tremendo. Tengo sensación de “history repeating”. Porque, digo yo, ¿se parece o no al corralito argentino?

    • Estuve en Cuba hace más de 20 años. Recuerdo sus gentes, su hospitalidad, su paisaje bellísimo, la maltrecha Habana. Me estremece pensar cómo estará hoy, tras tantos aislamientos y ataques. Pero me enorgullece saber que es una isla y las islas tienen una fortaleza especial, porque aprendieron a defenderse solas desde chiquitas.
      Como isleña lo sé, como nieta de cubana estoy convencida de ello y como niña que hubo de vérselas sola lo siento.

  7. Pingback: Viernes: no a los recortes (V) | Coeliquore « Habitués del Teatro Colón

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s