Música

Todo se quemaba a su alrededor. El pueblo situado a 10 kilómetros del de ellos había sido evacuado. Los hombres ayudaban a las brigadas de extinción, haciendo cortafuegos. Sólo quedaban los ancianos, las mujeres, los niños. Y los músicos.

Tenían un concierto, que no se suspendió. La banda tocó una música tan bella que hizo olvidar por un momento lo que estaba pasando. Después, el coro cantó  Laschia, Va pensiero y Que tinguem sort con tales voces que estremecieron al cielo: rompió a llover. En la calle, al acabar, los tambores de los jóvenes creaban batucada. El agua, incesante, sirvió para apagar las llamas.

La noche más larga de sus vidas fue también la más sonora y acompasada.

A Emma Aroca.

Anuncios

6 Respuestas a “Música

    • Entonces queda reflejada la idea de acabóse…
      Un Titanic de fuego, sí, algo parecido. Pero que en el último momento se salva gracias al poder de la música.

  1. Hermosísimo… Me hace pensar en la música. Tan difícil de describir, tan diaria, a veces tan sublime ¿con qué canción hemos de morir?

    • Pues la has descrito muy bien: tan difícil de describir, tan diaria, tan sublime.
      Yo creo que elegiría el tema de la banda sonora de las películas de James Bond 😉

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s