La parte de los ángeles


¿Quién es un ángel? Aquella persona que, sabiendo que estás desahuciado, te da una oportunidad. ¿Qué es la parte de los ángeles? La cantidad de whisky que se pierde en una barrica porque se evapora.

Conozco Escocia bien, es mi segundo hogar. Mis mejores amigos son de allí. He hecho la ruta del whisky varias veces y sé de destilerías y fermentaciones. Aunque esta bebida me da por llorar, me gusta lo que dicen de ella los habitantes de las Tierras Altas: que saca de dentro aquello que realmente somos, nuestro auténtico espíritu (yo, por lo que parece, soy una sentimental de tomo y lomo).

De Ken Loach sólo he visto Lloviendo piedras y Tierra y libertad así que, comparado con su enorme producción, tanto en televisión como en cine, puedo decir que no sé casi nada de él.

En La parte de los ángeles tenemos un Ken Loach social como siempre, pero divertido como nunca. Una banda sonora (500 miles) que para muchos es el segundo himno de Escocia . Sentido de la tribu, de la amistad. Un pueblo que sabe reírse de sí mismo (para éso son excepcionales). Y, sobre todo, una película que te pega a la butaca con su sabor agridulce y final tan positivo. Para mí, lo mejor de estas navidades que hoy terminan.

24 Respuestas a “La parte de los ángeles

  1. Reconozco que solo he bebido whisky una vez en mi vida y solo un trago, un minitrago, y creí que me moría🙂 ¡Otra peli más que me apunto! ¡Feliz día de reyes, Coeliquore! ¡Ojalá te hayan traído un montón de cosas!

    • Jejeje…¡te entiendo perfectamente!!!: a mí me pasaba igual que a tí al principio. Incluso llegué a hacer una “introducción al whisky”, bebiendo sorbitos de aquel brebaje que me quemaba la garganta. Pero la prueba de fuego llegó hace tres navidades, cuando las pasé en Escocia e hizo un frío de mil demonios: lo llegué a usar de calefacción central corporal…Ahora me encanta, pero siempre de a poquito. Hay que tener cuidado también junto a quién lo tomas, porque conozco a seres aparentemente pacíficos pelearse con todo el mundo: es como si al beberlo la gente se desnudase delante de los demás y… pueden aparecer sorpresas.🙂
      Me he debido portar bien este año, porque los reyes han sido generosos conmigo. Espero que me traigan también lo que les pedí: ¡salud a montones!!!!

  2. Ya sabes que mi “crítica” es siempre muy subjetiva y que sólo hablo de las películas que me gustan mucho, por lo que lo que digo de ellas es bueno.
    Yo tampoco los veo, los pongo aquí después para que se animen a verla los que no lo hayan hecho.
    A mí me encanta esa canción también. Es fresca, cargada de energía positiva y dan ganas de gritarla cantando, de bailarla.
    Gracias por tu enlace, eres un sol🙂

  3. La peli sólo estuvo una semana en la cochambrosa (cinematográficamente hablando) ciudad en la que vivo. Cuando fui, ya no estaba en cartel. Y vi (tampoco me emocionó “Las sesiones”). Pero volviendo a la película que recomiendas, haré por verla en otra ciudad o en unos meses cuando pueda accederse a ella en internet. Porque me atrae incluso el título, tiene algo de poética ingeniosa. Ken Loach no me gusta especialmente; creo que está sobrevalorado porque el cine social tiene un plus de “bondad” con el que otros géneros no cuentan. Pero indudablemente tiene buenas películas. A mí me gusta especialmente “Buscando a Eric”, de la que ya hemos hablado, creo que en el blog de CrisC, porque tiene los elementos más genuinos de Loach, y un sentido del humor muy fino y nada neutral.

    Respecto al brebaje amarillo… Creo que debéis reincidir. Sólo su aroma es un lujo que justifica la creación. El color es tan único que hasta se habla del color whisky. Y su(s) sabore(s)… ahí ya sólo cabe cerrar los ojos y dejar que nos envuelva por dentro (valga el oxímoron).

    (Estuve en Escocia hace poco más de un año. Naturalmente busqué en el mapa los lugares que daban nombre a las marcas que conozco y bebo a veces. Un escocés me informó de que Knockando se dice “Nocandú”).

    • No dejes de verla en cuanto puedas: altamente recomendable y, además, con ratos de risas, lo cual se agradece.
      No he visto “Buscando a Eric”: me la anoto para verla en el portátil. Y luego leeré vuestros comentarios: antes no, que me condicionarían…
      Del brebaje ya he explicado mi proceso. Hasta llegar al momento actual, en que me parece una bebida maravillosa, pasé por otros (como casi todos los que conozco, por cierto, incluso oriundos.)
      Sí, en las palabras donde hay “kn” en la misma sílaba, la primera letra es sorda, Ya veo que vas mejorando tu inglés, aunque sea por amor al whisky🙂

  4. No he visto esta peli y eso que Ken Loach es uno de mis directores preferidos por su cine comprometido, que envidia me dais con vuestro viaje a Escocia y las tierras altas, es un viaje que que tengo pendiente, soy una enamorada del wisqui( Knockando) y del paisaje de las tierras altas.

    • Pues ya sabes, Ada: nunca es tarde si la dicha es buena. Hay miles de formas de llegar hasta allí, y para todos los bolsillos. A mí me parece que debe ser precioso atravesar el país en tren. Yo siempre he ido en coche. Y luego, para quedarte, hay casas rurales y campings muy económicos también.
      Escocia nunca defrauda: es bellísima y sus habitantes, muy salaos🙂

  5. Hello my friend! I wish to say that this post is amazing, nice written and include almost all significant infos. I would like to see more posts like this.

  6. También para mí fue la mejor película de las navidades. Quería haber visto “Piccola Venezia” y “Cesare deve morire” en el Babel, pero cuando quise ir ya no las hacían… qué desilusión! Pero la de “César debe morir” (así, en castellano) la hacen este fin de semana en el D’or, así que procuraré verla.
    Buen reencuentro con las aulas, guapa! a mí me da una pereeeeeza…

    • No entiendo por qué quitan las películas tan pronto, no da tiempo a nada. En el Dór, aunque no sea en versión original, al menos estará a mitad de precio, lo cual también es importante, dados los tiempos que corren. .. 🙂

    • ¿Entonces te incorporas????? Me alegro mucho, de verdad. Y por lo otro, no te preocupes: seguro que alguien tan agradable como tú hace pronto muchos amigos.

      PD: yo hoy no sabía ni dónde estaba, de tan desubicada. Y es que he necesitado desconectar, porque el estrés ante el número de alumnos y grupos es tremendo.
      ¡Suerte!!!!

    • Los Proclaimers son los Proclaimers: éso ya es un tirón, Y los actores están fantásticos, y el plan que urden y…todo. Ya me cuentas si te gustó, raulillo.

  7. ::: no soy mucho (poco, muy poco, nada…) de la “cosa social” (me jarté para varias reencarnaciones) y el cine de Loach lo es, pero me han hablado y bien del tono amable de la peli y, por otra parte, me gustaba el título, genial, más ahora que sé que va de etilismos scotissshh, etéreos y moderados

    • ¿Entonces no eres de lo social??: éso es lo que tiene la jartura…Quizás con esta peli te reconcilies con la vertiente kenloachiana.
      No te la pierdas, CrisC, de verdad, te gustará. Efectivamente, el título es muy bello, literalmente significa el elixir de los ángeles (por éso se dice que siempre andan sonriendo por allá arriba, porque se lo beben).
      Mmmm…me parece que me voy a abrir un Lagavulin que tengo por ahí: slàinte mhath!!!!

      • ¡Lagavulin! Te advierto que también existe eso de “la parte de los blogueros”…

  8. Me lo pasé genial viéndola. Quería preguntarte, tú que tienes amigos allá y que los has visto en bodas y demás ceremonias con la falda: ¿es cierto que no llevan nada debajo, como en la película?😛

  9. Mi papá suele pensar que el whisky se sirve puro en grandes cantidades. No he tenido la oportunidad de claudicar ante sus efectos. Sin embargo, como lo mencionas, es una bebida con historia y alma. A lo mejor, en las destilerías tienen la filosofía de los artesanos japoneses: cuánto más te esmeras en hacer algo, más imprimes tu alma en un objeto.

    Con respecto a los irlandeses, me gusta mucho la costumbre (no sé si aún está vigente) de tocar madera para espantar espíritus. Creo que se extendió a muchas zonas del mundo; cuando se habla de muertos en mi sociedad, hay quienes comienzan a darle golpecitos a los objetos de madera.

    Frente al tema de los ángeles, me encanta eso de dar oportunidades. Hay un día lindo en que los amaneceres son sin culpas y de repente alguien cree en ti, sencillamente te toca el hombro y desvía tus rumbos. Hay un día, en el que el universo sonríe y susurran las nubes: “fue suficiente”.

    • Cierto, bebida con historia y alma, mucha alma. Y cargada de ángeles.
      Los irlandeses se parecen en muchas cosas a los escoceses, en otras no. Ésa costumbre perdura, sigue estando muy arraiga, sí.
      Es una definición perfecta para un ángel. Y por suerte te das cuenta de que, afortunadamente, la vida está llena de ellos.

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s