El cielo ( I )

   Celebro la noche del viernes con mi cena preferida: pan tostado, aceite y un vaso de buen vino. Es un ritual. Llego a casa,  pongo música y preparo este manjar. Después, lleno la bañera y, cuando la piel se me arruga, me dirijo a la cama, donde me espera un libro.pan con aceite

      Los viernes no salgo. Nunca. El resto del tiempo es para los demás: tengo a mis hijos en fines de semana alternos; mis sobrinos y hermanos  vienen los sábados; el domingo lo paso con mi madre; salgo por las noches con mi novia y los amigos. Durante la semana, dar clases de 9 a 5, llevar a los niños a entrenar, ayudarles con los deberes y traducir textos de ingeniería, me deja poco margen para el ocio y para mí. Pero el viernes es enteramente mío.

    Al ser el mayor de cuatro hermanos, supe pronto de responsabilidad. Poco después de cumplir siete años, mi padre nos abandonaría y me tocó hacer de cabeza de familia. La vida nunca me resultó fácil, pero no me quejo. Soy listo y rápido y siempre encontré la manera de hacer lo que más me gusta: correr, cantar. Además, como sano, cultivo un huerto chiquito, dejé de fumar hace ya bastante, bebo con moderación.  No recuerdo haber estado enfermo, no he pasado por un quirófano, no llevo gafas y en la revisión que me hice  la semana pasada, en mi cuarenta aniversario, todo salió bien. 

  

4 Respuestas a “El cielo ( I )

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s