Herencia

bombones

Las piernas largas de su tío Emilio. La boca bonita de la tía Luisa, para besar, amar y maldecir. La piel suave de la abuela Ana, con la que dulcificar el genio. La afilada intuición de la tía Loreto, que le previene de los peligros. El receptivo cuerpo de la abuela Carmen, que se abre de par en par o se cierra con doble llave según con quién y cuándo. Los ojos negros, vivos, inquisidores y curiosos de su padre. El corazón grande como el de la madre. Las manos pequeñas del tío José, que nunca abandonó la infancia. La conexión con el universo de la tía Elena, la rara. La voz de su gemela Esther, que hacía doblajes para la radio. El carácter indomable del abuelo Felipe, el cubano. El lenguaje de los sueños, que descifra con la misma precisión que la tía Berta. La determinación de Alfonso, el padre de su padre. La risa de su tatarabuelo Nicolás  y su manera de estar en el mundo tan parecida a la de su esposa, mujer de armas tomar. 

© Coeliquore

 

8 Respuestas a “Herencia

  1. “Lo que se hereda, no se hurta”. Sin duda se trata de un ser bendecido. Me gusta las múltiples interpretaciones que se le puede dar al post. Recién salido del horno pero uno no sabe qué pan.

  2. Es un ser bendecido, yo también lo creo. De todas formas, solo he puesto las buenas herencias, los bombones: de las otras, que haberlas haylas,…mejor no hablar: cada uno ha de trabajarse cómo quitárselas de encima.
    Jejeje…¡todos los panes, recién salidos del horno, son buenos buenísimos!!!
    Que tenga múltiples interpretaciones me gusta a mí también, Vicky. Y me gusta que te guste😀

  3. La herencia es lo que tiene, que deja poso. Y de ese elenco familiar sólo puede salir algo bueno.

    Aunque, torpe como soy (tirando a muy torpe con avaricia), no encuentro la relación con esa caja de bombones tan pintona.

    Será que todos ellos son así, bombones de los que, como en Forrest Gump, no se sabe lo que te va a tocar.

    • Deja poso: el que nos gusta, lo mantenemos y cuidamos; el que no, intentamos mejorarlo, no siempre con éxito.
      Los bombones los elegí porque para mí representan las cosas buenas, lo que nos enorgullece haber recibido. Para mí, los bombones son el mejor regalo.
      Ah, y tú de torpe nada de nada. Ni queriéndolo. Así que tendrás que pensar en otro defecto o virtud, que nunca se sabe.

  4. Imagino perfectamente a todos. Me encanta la manera en que has descrito a tres de sus tíos: José, Elena y Esther. A la heredera la envidio.
    Buen cuadro.

    • ¿Heredera? ¿Y por qué no heredero? No recuerdo haber dado ese dato…
      A esos tres tíos que mencionas, efectivamente, los dibujé con mucho cariño y supongo que se nota.
      Gracias: es un cuadro rápido, de pinceladas breves, pero resultón. Con él nos podemos hacer a la idea de cómo son los miembros de la familia descritos. O eso creo. Y espero😀

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s