Verano y libros

   summer3Aquel cine entre montañas del que presumía el  año pasado, ha decidido centrar su programación en los más pequeños. Y, aunque me gustan este tipo de proyecciones (especialmente a la niña que hay en mí) no me ha apetecido ir. Ni tampoco bajar a la ciudad y pagar los precios  que piden por una sesión.

    No es que los libros resulten baratos, pero gracias al Kindle y a mis amigos ingleses, que me surten, he disfrutado leyendo sin arruinarme.summer reading3

Del verano anterior tenía algunos que había dejado a medias, llevada por la emoción de conseguirlos gratuitos. Tampoco podía faltar una trilogía: esta vez le ha tocado el turno a Millennium, tan intensa que merece capítulo aparte. El resto ha consistido en lecturas amenas, que atrapan, refrescantes: el regalo del tiempo con The gift, el recorrido interior a través de viajes exteriores mediante Eat.Pray.Love, unas sombras de Grey femeninas pinceladas en The bride stripped bare,  lo que esconden los secretos familiares en La casa de Riverton, las enseñanzas de los animales salvajes en Lobo solitario y un canto a la vida en la hora de la muerte entre las hojas de If I stay.

Feliz y relajado agosto, tumbada al sol y dedicada de lleno al placer de leer. 

18 Respuestas a “Verano y libros

  1. Leer me comenzó a gustar hasta hace algunos años. Se me dificulta porque siento que mi cuerpo desea moverse. Debo leer a veces caminando a lo largo de mi casa. Sin embargo, encuentro agradable dejarme atrapar por la prosa de algunos y la poesía de otros. Es agradable ser secuestrado en verano.

  2. Durante la niñez y principios de la adolescencia usé los libros para evadirme de la realidad, como si de una droga se tratase. Luego, fueron mi objeto de estudio. En la adultez, fuentes de conocimiento y placer. Pero hacía tiempo que no me concentraba, que tenía varios libros abiertos a la vez, que no leía tan seguido y de un tirón. Que este verano haya podido hacerlo es para mí motivo de celebración: significa que tengo la cabeza libre de preocupaciones.
    Me ha gustado esa imagen tuya de leer caminando por la casa. Y sí, es bonito ser secuestrado así, durante unos deliciosos momentos al día, y combinarlos con el dolce far niente de las vacaciones estivales (y otros placeres…).

    • Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, claro: léetela, te la recomiendo. Es entretenidísima y ella, Salander, una mujer increíble: ya sé como quien quiero ser de mayor😀
      Sí, un verano que empezó con obras y algún problemilla, pero que ha ido evolucionando hasta convertirse en un verano dulce y relajado. ¡Y, además, el primero desde hace tres en el que no he tenido que ir al hospital!!!!.
      Arrímate, arrímate, que ya verás cómo se pega.
      Besos.

  3. ¡¡ Cuántos libros !! .
    Entonces parece que lo que empezó regulín está acabando bien🙂
    ¡¡ El verano tiene los días contados !!

    • Tampoco son tantos, exagerada. Además, cuando las cosas se hacen por placer, no se lleva la cuenta.
      Sí, acaba mejor que empezó. Aunque ya sabemos que la vida es una de cal y otra de arena.
      Aún quedan días para que acabe el verano, casi un mes. En cambio, para septiembre y la vuelta al cole sí que queda poco, poco.

  4. Congratulations, Coeli. I would like to be able to read several books at the same time and also in English…!! and also continue writing posts.

  5. Leí “Millenium” de un tirón, en un mes (junio, que para nosotros es de gran trabajo). Se puso de moda hace un par de años, y me alegro de que digas ahora eso, porque creo que no es una trilogía coyuntural, y que L. Salander se ha convertido en un arquetipo de la literatura, al contrario que el personaje masculino, que es flojito en la novela y más flojo aún en las pelis (especialmente en la original sueca).

    Yo he leído mucho. Al contrario que CrisC, aprovecho el verano para leer más que nunca, sin pausa, como un toxicómano. Ya haré balance. Un tal Cabré es de lo mejorcito que me he echado a los ojos.

  6. Es que Millennium engancha. Y si un libro te agarra de esa forma, no se puedo parar, así que mejor en vacaciones, que si no vienen las ojeras y el no dar pie con bola en el curro. En invierno, leo un poco antes de dormir, no tengo más tiempo.
    Salander es mucha Salander. De los chicos no sé en las pelis, pero en el libro también me gusta el personaje (y bueno, Craig tiene que estar estupendo)
    Me alegro de que te haya gustado Cabré: entonces fue un regalo acertado para el ganador del concurso que ya tenía todo de Borges🙂

  7. Leí Millennium y vi las tres pelis en las dos versiones (europea y americana): soy super fan.
    Este verano le he dado a la poesía: en el metro y en las colas del paro ):-

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s