Eternidad de las cosas

elmira almirova

Por mucho que la tristeza suba corriendo, imparable, las escaleras; la desesperanza nos atropelle como un camión sin frenos; las lágrimas llenen el armario igual que pastillas de naftalina y las traiciones nos dejen medio muertos en una sala de cuidados intensivos. Siempre habrá ilusiones que cruzan la calle sin mirar a los lados, alegrías llamando a la puerta a toda prisa, cajones llenos de sueños, sonrisas hirviendo con las infusiones y días claros de lluvia después de noches sin alma.

© Coeliquore

Anuncios

19 Respuestas a “Eternidad de las cosas

  1. Sabes una cosa?…Si hay algo que la edad me está regalando, es una especie como de visión entera de lo que es esto de vivir. Y vivir, según mi experiencia, es como hacer un cóctel de muchos ingredientes, algunos de los cuales tú los has descrito perfectamente. Un yin-yang, la vida jugando a la dualidad de las cosas. El truco: nuestra actitud frente a todo, la elección de seguir intentado ver con la mejor de las miradas posibles.
    Enhorabuena por el relato y tus alas de mariposa. 🙂
    Un beso, bella.

    • La mejor actitud, creo, es ésa que acepta que hay que tomar todo lo que la vida nos ofrece: lo bueno junto a lo malo. Sólo así habremos experimentado al máximo el día a día, que es por lo que estamos aquí.
      Gracias, bella.

  2. Me gusta y creo que ya voy reconociendo tu estilo…has cumplido con él. Amén a la ambivalencia, que es el pan nuestro de cada día…o quizá no para todos? o si?

    • La ambivalencia, la dualidad, el yin y el yang: sí, eso creo. Al menos para mí lo es.
      Se me reconoce porque cada vez que lo compruebo en mi vida, me sorprende tanto que tengo que escribir sobre ello. Lo que quiere decir que me es más fácil teorizar que entenderlo en la práctica…
      Yo diría que para todos: aquí no se libra ni dios 🙂

  3. La esperanza es creativa. Justamente porque la vida es algo paradójico: es lo único que hay, no puede compararse con nada y se termina necesariamente sin que tengamos nada más que arenas movedizas bajo nuestros pies.

    Por eso es necesaria. Y creativa. Lo saben las religiones, el arte, la alegría.

    • Sin esa esperanza no haríamos nada, ni siquiera levantarnos cada día aunque caigan chuzos de punta. Nos asimos a ella porque es una tabla de salvación, nos ayuda a nadar en la tormenta.
      Sí lo saben, y muy bien por cierto 🙂

    • Nunca, nunca es tarde. Porque siempre podemos cambiar, como dices, la mirada, y procurarnos algo de tranquilidad ante la zozobra y felicidad cuando nos sacuden las calamidades.

  4. Tristeza, desesperanza, lágrimas y traiciones al ataque. Y también ilusiones, alegrías, sueños y sonrisas en días de lluvia… Un fresco de cuanto la vida arroja sobre la frágil criatura humana que somos. En medio de todo, vivir. No queda otra.

      • De eso nada, no eres pesadica, es el “tema por excelencia” y tienes la habilidad de ponerlos de relieve con mucha habilidad. Gracias por permitirnos disfrutar de ello en tu blog

    • Pues sí, ciertamente: angustia irrespirable salvada por la campana (de las bocanadas de aire fresco).
      Gracias, me alegra que te guste.
      Pd: hoy traes “new look” 😀

    • Gracias, Tina: salió bonito, sí.Cuando le damos la vuelta a lo que nos sucede, la vida es bonita
      A la espera quedo de leerte algún día, cuando te animes a crear tu propio blog.
      Besicos

deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s