Acuerdo

     womenComo no aguantaba más, las sacó a todas fuera y les hizo sentarse en un círculo en el jardín: a la enfadada, la mística, la atea, la llena de miedos, la triste, la siempre alegre y entusiasta, la enferma y la valiente. No se miraban, en tenso silencio. Al anochecer encendió una hoguera y preparó bocadillos y vino caliente. Puso música. El calor y la comida las fue relajando y bailaron largo rato. Cada una, después, contó su historia. Cuando se durmieron ya había amanecido.  

Entró en la casa con la sensación de que aceptar aquella amalgama de mujeres que ella era la había vuelto distinta y renovada, haciéndole sentir viva de nuevo.

© Coeliquore

Anuncios

Padre

Tu recuerdo es un olor cálido, lugares distantes, silencio y sonidos, áspero al tacto.

La casa del balcón, la de la terraza grande y el ático. La omnipresente radio en la mesita, junto al eterno cigarro: noticias y música clásica.

Las mañanas de uniforme, morse y soldados. Las tardes en la cocina: mamá con nuestros deberes, tú guisando.

Las películas del oeste los sábados y el matutino cine de los domingos, Triana y el parque.sergio larrain

En la playa, cogiéndole a las olas lapas. Cuentos, fútbol, curvas y prisa: montañas Tirajana abajo.

Los veranos de Murcia: mujeres, acento y tomates. La nostalgia, la guerra, el corazón grande y lo agridulce de tu alma.

( Foto: Sergio Larrain)

© Coeliquore
 

http://www.youtube.com/watch?v=FK-KC2aQpcI

 

Eternidad de las cosas

elmira almirova

Por mucho que la tristeza suba corriendo, imparable, las escaleras; la desesperanza nos atropelle como un camión sin frenos; las lágrimas llenen el armario igual que pastillas de naftalina y las traiciones nos dejen medio muertos en una sala de cuidados intensivos. Siempre habrá ilusiones que cruzan la calle sin mirar a los lados, alegrías llamando a la puerta a toda prisa, cajones llenos de sueños, sonrisas hirviendo con las infusiones y días claros de lluvia después de noches sin alma.

© Coeliquore

Incondicionalmente tuya

surrender1Querida vida: ante  las razones, los amores, el dolor, las rosas, las soledades, el desamor, la alegría, los amigos y enemigos, la noche, el invierno y la caricia del verano, el empeño en que nos quieran y el no lograrlo, tu cuerpo, el vino, el daño hecho y recibido, la saliva, el miedo y el sinsentido, el mar, la ausencia perpétuamente prolongada, las libélulas, la envidia, los celos, las mariposas, lo frío y calculado, la desazón, el gozo, el egoísmo, la falta de valentía, el odio, los besos, el rencor y la ambición, las estrellas titilantes, la traición, la canela, los abrazos, la necesidad de imponernos, los aromas, la venganza, el jazminero, la astucia zorra, los dulces, el desengaño, el velo, los eclipses solares y lunares, lo oculto, la risa y tu sonrisa, lo que está debajo, las buenas y malas intenciones, el juego, las sorpresas, lo premeditado, el uso y abuso. Rendida quedo.

© Coeliquore

(Fotografía: Robert Sturman)

19 de octubre

BREAST CANCER1Por Elena, por Ana, por Carmen, por Juan, por Rosa, por Cristina, por Loles, por Lucía, por Isabel, por Lorena, por Pilar, por María, por Ángeles, por Francisco, por Yolanda, por Miriam, por José, por Cecilia, por Raquel, por Nuria, por Esther, por Noelia, por Mónica, por Silvia, por Begoña,  por Laura, por Nieves. Por mí. Por tí. 

Verano y libros

   summer3Aquel cine entre montañas del que presumía el  año pasado, ha decidido centrar su programación en los más pequeños. Y, aunque me gustan este tipo de proyecciones (especialmente a la niña que hay en mí) no me ha apetecido ir. Ni tampoco bajar a la ciudad y pagar los precios  que piden por una sesión.

    No es que los libros resulten baratos, pero gracias al Kindle y a mis amigos ingleses, que me surten, he disfrutado leyendo sin arruinarme.summer reading3

Del verano anterior tenía algunos que había dejado a medias, llevada por la emoción de conseguirlos gratuitos. Tampoco podía faltar una trilogía: esta vez le ha tocado el turno a Millennium, tan intensa que merece capítulo aparte. El resto ha consistido en lecturas amenas, que atrapan, refrescantes: el regalo del tiempo con The gift, el recorrido interior a través de viajes exteriores mediante Eat.Pray.Love, unas sombras de Grey femeninas pinceladas en The bride stripped bare,  lo que esconden los secretos familiares en La casa de Riverton, las enseñanzas de los animales salvajes en Lobo solitario y un canto a la vida en la hora de la muerte entre las hojas de If I stay.

Feliz y relajado agosto, tumbada al sol y dedicada de lleno al placer de leer.