Juan Gelman

gelman2

LÍMITES

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,

hasta aquí el agua?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el aire,

hasta aquí el fuego?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el amor,

hasta aquí el odio?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el hombre,

hasta aquí no?

Sólo la esperanza tiene las rodillas nítidas.

Sangran.

Mary Oliver

WHEN DEATH COMES

When death comes

like the hungry bear in autumn;

when death comes and takes all the bright coins from its purse

to buy me and snaps the purse shut;

when death comes

like the measle-pox;

when death comes

like an iceberg between the shoulder blades,

I want to step through the door full of curiosity, wondering:

what is it going to be like, that cottage of darkness?

and therefore I look upon everything

as a brotherhood and a sisterhood

and I look upon time as no more than an idea

and I consider eternity as another possibility                                              mary oliver

and I think of each life as a flower, as common

as a field daisy, and as singular,

and each name a comfortable music in the mouth

tending, as all music does, toward silence,

and each body a lion of courage and something

precious to the earth.

When it is over, I want to say: all my life

I was a bride married to amazament. 

I was the bridegroom, taking the world into my arms .

When it is over, I don´t want to wonder

if I have made of my life something particular, and real.

I don´t want to find myself sighing and frightened,

or full of argument.

I don´t want to end up simply having visited this world.

(CUANDO VENGA LA MUERTE: “Cuando venga la muerte/ como viene el oso hambriento en otoño;/ cuando venga la muerte y coja todas las monedas relucientes de su cartera/ para comprarme y haga la cartera un chasquido al cerrarse; cuando venga la muerte/ como viene la viruela/ cuando venga la muerte/ como un iceberg entre los omoplatos/ quiero acercarme a la puerta llena de curiosidad, preguntándome:/ ¿cómo será esa casa de campo que hay en la oscuridad?/ y por eso contemplo todo/ como si fuera hermano mío/ y veo al tiempo no más que como una idea/ y considero la eternidad como otra posibilidad/ y pienso que cada vida es como una flor, tan común/ como una margarita silvestre, y tan singular/ y cada nombre es una música conocida en la boca/ que tiende, como toda música, al silencio/ y cada cuerpo lo veo  como un león lleno de coraje y algo/ precioso para la tierra ./ Cuando todo se acabe, quiero decir: toda mi vida/fui una novia casada con la admiración constante./Fui el novio que toma en brazos al mundo./Cuando todo se acabe, no quiero preguntarme si he hecho de mi vida algo especial, ni real./No quiero hallarme suspirando ni asustada/ ni tampoco enfadada./No quiero acabar habiendo solo estado de visita en este mundo”.)

Isabel Allende

eva luna MARÍA LA BOBA

María, la boba, creía en el amor. Esto la convirtió en una leyenda viviente. A su entierro acudieron todos los vecinos, hasta los policías y el ciego del quiosco, quien rara vez abandonaba su negocio.(…)

Cuando María tenía doce años, atravesó distraída un cruce de ferrocarril y la atropelló un tren de carga. La rescataron entre los rieles sin daños aparentes, tenía sólo algunos rasguños y había perdido el sombrero.(…)

El golpe de la locomotora había dejado a la niña incapacitada para el razonamiento, la atención o el rencor. Estaba, por lo tanto, bien equipada para la felicidad, pero ésa no fue su suerte. (…)”

Cuentos de Eva Luna

Ángel González


“Cuando nada sucede,
y el verano se ha ido,
y las hojas comienzan a caer de los árboles,
y el frío oxida el borde de los ríos
y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,
y los pájaros cambian de paisaje,
y las palabras se oyen cada vez más lejanas,
como susurros que dispersa el viento;

entonces,
ya se sabe,
es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,
las palabras dispersas y los ríos,
nos llenan de inquietud súbitamente
y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.
Tan sólo es lo que dije:
lo que pasa”.

(Poema: A veces en octubre es lo que pasa

Pintura: Chris Cosco)

Brian Patten

AND SOMETIMES IT HAPPENS
“And sometimes it happens that you are friends and then
You are not friends,
And friendship has passed.
And whole days are lost and among them
A fountain empties itself.

And sometimes it happens that you are loved and then
You are not loved,
And love is past
And whole days are lost and among them
A fountain empties itself into the grass.

And sometimes you want to speak to her and then
You don´t want to speak,
Then the opportunity has passed.
Your dreams flare up, they suddenly vanish.

And also it happens that there is nowhere to go
And then there is somewhere to go,
Then you have bypassed.
And the years flare up and are gone
Quicker than a minute.

So you have nothing.
You wonder if these things matter and
Then they cease to matter,
And caring is passed.
And a fountain empties itself into the grass.”

Y a veces pasa que sois amigos y luego/ ya no lo sois,/ y la amistad ha cesado,/Y se pierden días enteros y entre ellos/ se vacía una fuente./ Y a veces pasa que eres amado y luego/ ya no lo eres,/ y el amor ha cesado,/ Y se pierden días enteros y entre ellos/ se vacía una fuente en la hierba./ Y a veces quieres hablar con ella y luego/ ya no quieres,/ y la oportunidad ha desaparecido./ Tus sueños se encienden y de pronto se desvanecen./ Y también pasa que no hay adónde ir, y después hay adónde ir./ Y después te has pasado de largo./ Y los años se encienden y se van/ más veloces que un minuto./ Así que no tienes nada./ Te preguntas si esas cosas importan realmente y luego/ dejan de importar,/ y la preocupación pasa./ Y una fuente se vacía sola en la hierba. Traducción: Joaquina Glez-Marina.

Kim Addonizio

FOR DESIRE

Give me the strongest cheese, the one that stinks best;
and I want the good wine, the swirl in crystal
surrendering the bruised scent of blackberries,
or cherries, the rich spurt in the back
of the throat, the holding it there before swallowing.
Give me the lover who yanks open the door
of his house and press me to the wall
in the dim hallway, and keeps me there until I´m drenched
and shaking, whose kisses arrive by the boatload
and begin their delicious diaspora
through the cities and small towns of my body.
To hell with the saints, with the martyrs
of my childhood meant to instruct me
in the power of endurance and faith,
to hell with the next world and its pallid angels
swooing and sighing like Victorian girls.
I want this world. I want to run into
the ocean and feel it trying to drag me along
like I am nothing but a broken bit of scratched glass,
and I want to resist it. I want to go
staggering and flailing my way
through the bars and back rooms,
through the gleamy hotels and weedy
lots of abandoned sunflowers and the parks
where dogs are let off their leashes
in spite of the signs, where they sniff each
other and roll together in the grass, I want to
lie down somewhere and suffer for love until
it nearly kills me, and then I want to get up again
and put on that little black dress and wait
for you, yes you, to come over here
and get down on your knees and tell me
just how fucking good I look.

Al deseo: Dáme el más fuerte de los quesos, aquél cuyo olor es más penetrante;/y quiero un buen vino, el que dibuja un remolino en el cristal/ entregando el perfume de las zarzamoras , de las cerezas, un rico sorbo en el fondo/ de mi garganta mientras lo mantengo ahí antes de bebérmelo/. Dáme el amante que de un tirón abra la puerta/ de su casa y me empuje contra la pared/ en la oscuridad de la entrada, y me tenga ahí hasta que esté empapada y temblando, cuyos besos vengan por la barcada/ y comiencen su deliciosa diáspora por las ciudades y pueblos de mi cuerpo./ Al diablo con los santos, con los mártires/ de mi infancia puestos allí para instruirme/ en la fuerza de la resistencia y la fé, al diablo con el otro mundo y con sus pálidos ángeles/ desvaneciéndose y suspirando como muchachas victorianas./Quiero este mundo, quiero correr hacia el océano y sentir cómo intenta arrastrarme/ como si yo fuese tan sólo un trocito de vidrio rayado/ y quiero ser capaz de resistirlo. Quiero caminar/ tambaleándome y agitándome por los bares y los cuartos de atrás/ por los hoteles relucientes y los campos cubiertos de girasoles abandonados y los parques/ donde sueltan a los perros / a pesar de los carteles, donde se huelen/ y ruedan juntos por la hierba, y quiero/ acostarme en algún sitio y sufrir por amor hasta /que éste casi me mate ,y luego quiero alzarme de nuevo/ y ponerme ese vestido corto negro y esperar a que tú, sí tú, vengas y te arrodilles y me digas tan sólo lo jodidamente hermosa que estoy con él.